Prevención y Control

Cambié mis lentes y sigo viendo borroso, ¿podría ser diabetes?

Compartir
Dra. Mireya Huantes Antonio
Dra. Mireya Huantes Antonio
Médico Cirujano especialista en Medicina Integrada, Heridóloga y Socia Fundadora de MIDHEC

Si recientemente cambiaste de lentes y sigues viendo borroso, debes saber que existen diferentes factores que lo pueden desencadenar y, sí, la diabetes puede ser uno de ellos.

No queremos alarmarte, pero cuando se trata de salud, es importante considerar todas las opciones para actuar de la mejor manera.

Primero, consideremos los factores más sencillos por los cuales ves borroso, por ejemplo, que la nueva graduación de tus lentes no sea la correcta.

Sin embargo, debes tener presente que es normal ver borroso durante las primeras horas de uso. Tu cerebro debe adaptarse a la nueva graduación y esto puede llevar hasta máximo dos semanas.

Por otro lado, puede tratarse de fatiga visual, es decir, la vista cansada no sólo requiere lentes con filtros, también se requiere evitar exponer a los ojos a lo que causa el estrés visual.

¿Podría ser diabetes?

Si bien, existen diferentes enfermedades que pueden estar detrás de la vista borrosa, como la migraña o la degeneración macular asociada a la edad, la diabetes es una de las más comunes.

Es importante hablar de la diabetes ya que está considerada como la segunda causa de muerte en México, según la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2018, publicada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Entendiendo la magnitud de la presencia de la enfermedad en la sociedad, es importante considerar que, ante la aparición de alguno de sus síntomas, se debe actuar.

Por ello, es importante que si cambiaste de lentes y sigues viendo borroso, evalúes tu estado de salud.

CASO DE EXITO 2
DIABETES TIPO2 2
HERIDAS CRONICAS 2
PREVENCION Y CONTROL 2

La visión borrosa sí es un síntoma de la diabetes

La diabetes es una enfermedad crónica en la que el alto nivel de azúcar en sangre compromete el estado de muchos órganos de nuestro cuerpo.

Esto se debe a que el páncreas produce una cantidad menor de insulina, hormona encargada de mantener el nivel de azúcar en sangre en sus valores correctos.

Con esta falla en el organismo, la sangre que recorre todo nuestro cuerpo, va llevando glucosa extra a lugares donde no debería llegar.

Aunque los órganos más castigados por esta afección son el corazón y los riñones, la vista también se convierte en uno de los sentidos más aquejados.

Cuando esto sucede, se le llama retinopatía diabética, el exceso de azúcar en sangre provoca que los vasos sanguíneos de la retina se obstruyan, dañen o goteen, lo que da como resultado una visión anormal.

La retina es una parte elemental del sentido de la vista, es el órgano sensorial que se encarga de mandar al cerebro, por medio de impulsos nerviosos en el nervio óptico, las imágenes y la luz que entran al ojo.

Síntomas de la retinopatía diabética

  • Visión borrosa o nublada.

  • Ver una mancha oscura al centro. 

  • Ver manchas o sombras que flotan. 

  • Dificultad para ver en la noche.

También se debe considerar que los cambios rápidos del nivel de azúcar en la sangre también pueden provocar visión borrosa. 
CASO DE EXITO 2
DIABETES TIPO2 1
HERIDAS CRONICAS 1
PREVENCION Y CONTROL 2

¿Crees haber tenido algo más que visión borrosa?

Estos síntomas no aparecen al principio de la diabetes, se manifiestan cuando los niveles de glucosa no están cuidados o ya se lleva mucho tiempo con la enfermedad.

De ahí la importancia de estar monitoreando nuestro estado de salud.

Si no somos diabéticos, la visión borrosa podría indicar otro padecimiento o que los lentes nuevos necesitan un ajuste, en cambio, si vivimos con diabetes, será una señal de ir con el médico de inmediato.

Cuando la retinopatía diabética es detectada a tiempo, sus consecuencias en la vista pueden disminuir significativamente, mientras que desconocer que vivimos con diabetes o no cuidar nuestro nivel de glucosa, traerá problemas graves de salud.

En el caso de tener diagnóstico de diabetes, lo mejor es realizarse un estudio de ojos una vez al año.

¿Cómo se trata la retinopatía diabética?

El tratamiento para la retinopatía diabética dependerá del nivel de daño ocular.

En la mayoría de los casos, el daño a la retina requiere cirugía con rayos láser para detener a los vasos sanguíneos que están goteando.

También existen inyecciones que se aplican en los ojos con la intención de desinflamar y evitar la formación de nuevos vasos sanguíneos.

Sin embargo, en casos más crónicos, puede requerirse una operación por desprendimiento de retina o para reemplazar el vítreo, que es el líquido de aspecto gelatinoso que se encuentra en el fondo del ojo.

Por eso, es mejor pensar en la prevención y para ello, es esencial seguir las indicaciones del médico en cuanto a dieta, activación física y tratamiento de diabetes.

Evitar hábitos nocivos como sedentarismo, alcoholismo y tabaquismo, ayuda al organismo con sus niveles de glucosa. Mantener en buen nivel la glucosa en sangre evitará o postergará el daño ocular.

Compartir

¡Es hora de tratar
adecuadamente tu Diabetes tipo 2 o Herida Crónica!

Toma la decisión, este es tu momento.

¡Artículos sugeridos!

Ver todos
icono más

¡Suscríbete a nuestro boletín y descubre cómo tratar tu padecimiento!