Diabetes Tipo 2

Diabetes, ¡cero pena!

Compartir
Maestro David Mogoyan Aldana.
Maestro David Mogoyan Aldana.
Psicoterapia Transpersonal Integrativa

Una cosa es clara: tener diabetes acarrea una serie de situaciones que la persona que la sufre debe afrontar. Entre estas se encuentran los cambios de hábitos alimenticios y de vida, además de cuestiones emocionales por las que, posiblemente, tienen que pasar.

A veces solo se toman en cuenta las cuestiones físicas, buscando que el paciente se encuentre bien, tome sus medicinas, haga ejercicios, aprenda a tomarse la glucosa, coma mucho mejor y sano, entre otras cosas.

Esto no es lo único por lo que pasas, ya que esta serie de cambios y el simple de hecho de «procesar» que se sufre de diabetes tipo 2, trae consigo una serie de emociones que afectan negativamente a tu salud, como ansiedad, frustración, pena y estrés.

No debe dejarse de lado esta cuestión, es importante aprender a manejar la enfermedad junto con las emociones que conlleva en todo el proceso, para que no afecten al control de la misma y se logre una calidad de vida buena.

CASOS DE EXITO 1
DIABETES TIPO2 2
HERIDAS CRONICAS 2
PREVENCION Y CONTROL 1

¿Qué acarrea el ocultar mi enfermedad por pena?

Las primeras emociones que pueden notarse al diagnosticarse con diabetes tipo 2 son la depresión (síntomas asociados a la misma) y pena, vergüenza por la afección.

Para tratar los síntomas de la depresión, lo más importante es mantener comunicación con tus seres queridos, de esta forma es más sencillo hallar formas que te permitan adaptarte a esta nueva forma de vida, además de controlar y entender la preocupación que acarrea padecer una enfermedad crónica.

Sobre la vergüenza, esta se da porque la persona que la padece suele sentir que fue su culpa y que algo hizo mal para padecer diabetes.

Hay que aclarar que esto no debe afectarte.

Antes que nada, para comenzar de cero y tomar las riendas de tu vida, debes entender tu enfermedad, ¿por qué pasó?

Sabemos que esta puede hacer que ocultes el padecimiento, no solo a familiares y amigos, sino a doctores, pensando que puedes controlarla por ti mismo. Esto es un error. Si lo ocultas, descuidas el comer de manera sana, tomarte la glucosa en público o no realizas tus ejercicios, perjudicando directamente a tu salud.

La diabetes es parte de ti y no tiene que afectar negativamente a tu vida.

Al hacer esto, aparte de ser malo para tu cuerpo, lograrás un daño emocional que afecta, también, al control de la misma; incluso tus relaciones familiares, amorosas y sociales se verán afectadas por culpa de la ansiedad o la depresión, problemas emocionales que puede acarrear no atender la pena de padecer diabetes tipo 2.

CASOS DE EXITO 1
DIABETES TIPO2 1
HERIDAS CRONICAS 1
PREVENCION Y CONTROL 2

Tratando lo físico y lo emocional

Hay que dejar bien claro algo: con diabetes tipo 2 puedes tener una vida perfectamente normal, disfrutando el día a día al lado de los que quieres y realizando las actividades que te gustan. Claro, habrá cambios, es inevitable, pero todos, si haces caso de tu médico, serán para bien.

Lo siguiente que se debe hacer es tener confianza. Los familiares, amigos o pareja, deben ser un soporte; si les explicas, no solo te quitas un peso de encima, sintiéndote liberado, sino que tienes apoyo al explicarles qué hacer en casos de emergencia.

Este apoyo es invaluable, lo importante es atreverse. En compañía, la enfermedad es mucho más llevadera.

Ahora, otro punto importante a llevar a cabo para lograr una vida sana y sin preocupaciones, es hablar con tu médico. Puede existir el caso que trate tu padecimiento como una alteración orgánica y punto final.

Si es el caso, busca apoyo, que expliquen por qué padeces diabetes, que estén involucrados en la forma de cuidarte, tanto física como mentalmente. Siempre hay especialistas dispuestos a apoyarte en este proceso, incluyendo todos los elementos que integran la enfermedad, sin dejar de lado lo emocional.

Incluso, con especialistas cercanos y de confianza, puedes hablar para buscar la forma de seguir realizando las actividades que te gustan, sobre tu alimentación, para que sea agradable para ti, hasta tus futuras metas y cómo puedes lograrlas con esta enfermedad.

La diabetes no es un impedimento para tus sueños.

No lo olvides: aprende e infórmate. Mantente actualizado sobre la diabetes, para que sea más fácil ajustarla con el pasar del tiempo, mientras va cambiando. Ve de la mano con tus especialistas, para cualquier cosa que necesites.

Es necesario comprender que la diabetes exige cierto esfuerzo y bastante tiempo para que comprendas cómo funciona, cómo tienes que sobrellevarla y aceptarla. Así que la paciencia es esencial en este proceso de alejar las vergüenzas y emociones negativas. ¡Puedes lograrlo!

La diabetes está perfectamente controlada en estos tiempos; incluso, gracias a los cambios de hábitos, tu vida será mejor que nunca, gracias a los cuidados que requieres.

Compartir

¡Es hora de tratar
adecuadamente tu Diabetes tipo 2 o Herida Crónica!

Toma la decisión, este es tu momento.

¡Artículos sugeridos!

Ver todos
icono más

¡Suscríbete a nuestro boletín y descubre cómo tratar tu padecimiento!