Diabetes Tipo 2

Tengo diabetes y no me gusta ser disciplinado con el cuidado de la salud

5/24/21
Compartir
icono IN
Dr. Héctor M. López Andrade
Cirujano General. Cirugía mínima invasión

Aceptar un diagnóstico de diabetes es un proceso que puede llegar a ser complejo para cualquier persona ya que, con esta enfermedad, habrá que implementar algunos cambios en la vida diaria de quien la padece.


Alrededor de esta noticia, cada individuo tiene un contexto único que puede ser un factor determinante sobre cómo se toma el diagnóstico.

Por ejemplo, una persona que ya convivió con alguien cercano con la enfermedad, en comparación con alguien que no la conoce en absoluto, tiene muchos más elementos tanto para tomar las cosas con calma como para sentir un peso abrumador por ello.

En esta vorágine de emociones, aquellos que son diagnosticados con diabetes pero optan por no ser disciplinados con los consejos que el médico brinda, pueden tener complicaciones mucho más complejas, duras de aceptar y que, invariablemente, disminuyen la calidad de vida.

Por ello, hablemos un poco sobre la importancia de ser disciplinado cuando se tiene diabetes.


Cada cuerpo es distinto

Esto es algo que se dice a menudo en muchos contextos de la vida. Con la diabetes pasa lo mismo. Quizá conoces a una persona que padece esta enfermedad y que no le presta mayor atención sin que esto tenga mayores repercusiones en su vida.

Esto puede provocar que se le reste importancia al padecimiento y que, con ese mal ejemplo, otras personas caigan en el mismo comportamiento.

Sin embargo, la diabetes es una enfermedad que, de no controlarse, continúa con su evolución. Por ello, aunque algunas personas asuman que no “les pasa nada” si no tienen cuidados, es seguro que la enfermedad sigue su curso.

Hay que tener presente que cada cuerpo reacciona de forma distinta ante una enfermedad, por ello, jamás debemos confiarnos ante lo que hace o deja de hacer otra persona con el mismo diagnóstico.

De hecho, en aquellos que no lleven un control, la diabetes seguirá causando estragos hasta hacerse visible de una vez por todas, lo que podría ocurrir incluso con complicaciones graves como las amputaciones o la ceguera.

CASOS DE EXITO 1
DIABETES TIPO2 1
HERIDAS CRONICAS 2
PREVENCION Y CONTROL 2

¿Qué puedes hacer?

Ante este panorama, hablemos sobre algunas acciones que puedes tomar para no ceder el control de tu vida a la diabetes.


  • Estilo de vida.

Antes que cualquier otra cosa, puedes aplicar cambios a tu estilo de vida. Infórmate, con ayuda de tu médico, sobre qué actividades, alimentos y bebidas deberías retirar de tu vida y, al mismo tiempo, qué de todo aquello deberías mantener o, incluso, implementar en tu día a día.

Una dieta balanceada y la práctica de ejercicio pueden ser un mecanismo muy útil para mantener tu glucosa en los parámetros deseados.


  • Cree.

Tu médico va de la mano contigo a lo largo de la enfermedad. Si requieres medicamentos orales o incluso insulina, él es quien deberá proponerlo. ¿Cuál es tu misión en todo ello? Creer en el tratamiento y sentir los resultados.

La diabetes es como la maleza que, al no ser recortada, crece hasta extenderse en todos los rincones y cubrirlo todo. Por ello, al seguir las indicaciones médicas, podrás mantener a raya la enfermedad y no la dejarás tomar el control de tu vida.


  • Exámenes.

Parte de ser disciplinado en el cuidado de tu salud, especialmente cuando tienes diabetes, implica la realización de exámenes periódicos. Por ejemplo, las pruebas oculares, físicas y, por supuesto, los controles de diabetes.


  • Compromiso.

Hay algo que debes tener claro: el primer afectado por la diabetes y/o beneficiado por el tratamiento, eres tú. Por ello, haz el compromiso de cuidarte a ti mismo. El médico, tu familia y tus amigos, no podrán ayudarte si tú no quieres ayudarte.

Recuerda que la diabetes, aunque es una enfermedad crónica, no es un padecimiento incontrolable, pero sí es uno, como muchos otros, que puede controlar tu vida. Solo tú puedes evitarlo.


  • Rutina.

Controlar la diabetes puede parecer una meta complicada, pero siempre podemos apoyarnos en la rutina para seguir al pie de la letra las indicaciones médicas. Una vez que te acostumbres a los cambios y a tomar tus medicinas en tiempo y forma, todo será más fácil.

CASOS DE EXITO 1
DIABETES TIPO2 1
HERIDAS CRONICAS 1
PREVENCION Y CONTROL 2

El mejor beneficio

Es cierto, la diabetes es una enfermedad crónica, pero esto no significa que, tras ser diagnosticado con ella, ahora debas vivir retirado de la civilización y sin contacto alguno.

Esto quiere decir que, si controlas la diabetes y eres disciplinado, podrás disfrutar sin culpa y con buena salud, las salidas con los amigos y algunos antojos de vez en cuando.

La diabetes cobró la vida de 104 mil 354 personas, en México, durante el 2019, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Por todo ello, aléjate de las malas estadísticas, acércate a tu doctor, apóyate en la disciplina, abraza tu salud y ten el mejor beneficio de todos: una buena calidad de vida.

Compartir

¡Es hora de tratar
adecuadamente tu Diabetes tipo 2 o Herida Crónica!

Toma la decisión, este es tu momento.

¡Artículos sugeridos!

Ver todos
icono más

¡Suscríbete a nuestro boletín y descubre cómo tratar tu padecimiento!