Diabetes Tipo 2

Supera el saberte con diabetes, ¡todo es un proceso! En MID te decimos cómo.

5/17/21
Compartir
Lic. Lyta Marsan
Psicoterapia Sistémica

Para la gran mayoría, es un reto habitual que se puede complicar por el impacto del estrés excesivo y este es una barrera importante para el control eficaz de la glucosa y un peligro para la salud en general. Desde siempre, el estrés ha sido un problema y en el caso de la Diabetes tipo 2 puede incrementar los niveles de glucosa en la sangre.

El enojo y el miedo son dos de los sentimientos más usuales que experimentan quienes les han diagnosticado diabetes. En una persona relativamente sana, un sentimiento de disgusto provoca que el ritmo cardíaco vaya en aumento al igual que la presión arterial y el flujo sanguíneo. Se produce agitación, taquicardia, sudoración e incluso puede desembocar en un infarto. En el caso de un paciente con diabetes, produce daños en los riñones.

Maneja los emociones negativas

Realmente no existe una técnica específica para manejar el enojo y mal humor, pero sí se ha comprobado que existen diversas técnicas para evitar, en la medida de lo posible, que los sentimientos adversos traigan consecuencias en la salud. Se recomiendan una serie de actividades y medidas que se pueden seguir para mantener un equilibrio mental y físico.

Hacer respiraciones profundas, caminar un poco, probar con jardinería e incluso con meditar. Siempre se recomienda tener algún pasatiempo que mantenga distraída la mente y permita descargar el estrés generado por la infinidad de situaciones que puede traer consigo el padecer diabetes. Sin embargo, tener momentos de descanso y tranquilidad también ayudan a que el cuerpo se sienta relajado y con más calma.

CASO DE EXITO 2
DIABETES TIPO2 1
HERIDAS CRONICAS 1
PREVENCION Y CONTROL 1

La alimentación influye en tu estado de ánimo

La alimentación también es un tema muy importante y primordial en el tratamiento de los pacientes con diabetes. Con la ayuda médica adecuada, es posible realizar un plan de alimentación especial, nutritivo y con buen sabor para que el paciente no sienta que se ha perdido el buen gusto de los alimentos y comidas. Hay que escoger productos bajos en calorías, grasas saturadas, grasas trans, azúcar y sal.

Una estrategia nutricional también favorece al buen humor, complementada con un poco de actividad física. En innumerables ocasiones los sentimientos negativos se vinculan a las preocupaciones que vendrán respecto a lo que sucederá en el futuro. Hablar acerca de lo que se está experimentando en ese momento, es de gran ayuda para aminorar la carga emocional que te hace sufrir.

Mejora tus hábitos

Sabemos que el momento en el que sabes que vives con diabetes tu estrés se acrecenta, sin mencionar las etapas del duelo que se presentan en ese preciso instante. Compaginar tu rutina con los hábitos nuevos y los cambios provocan temor, ira y una cadena de emociones descontroladas. Abrazar estas sensaciones y pensamientos de angustia y miedo es lo primero que debes hacer y después, procesar todo con calma.

Es de vital importancia que tomes tus medicamentos para la diabetes y si tienes otras afecciones. Aceptar los cambios conlleva toda una serie de actividades con sus respectivos tiempos. Poco a poco entenderás que las modificaciones en tu estilo de vida son para mejorar e incluso verás más adelante que te harán sentir mucho mejor; una vez que hayas procesado, aceptado y entendido lo que significa tener una enfermedad crónica, es momento de seguir.

Debes preguntar siempre y de forma constante cómo y cuándo debes medir tu nivel de azúcar en la sangre y cómo usar los resultados para controlar la diabetes, además, de informarte acerca de los cambios emocionales que puedes experimentar derivados de la enfermedad. Aunque parezca poco convincente, mantener la calma siempre es una buena forma de reflexionar y asimilar los procesos por los que pasas.

Hay dos momentos en los que tus emociones y sentimientos pueden verse afectados por la diabetes tipo II. El primero es justo cuando recibes el diagnóstico y comienzas a pensar en todo lo que va a conllevar. El segundo es cuando las altas y bajas de glucosa en tu cuerpo provocan cambios en tu estado de ánimo. Para ambos casos, la paciencia y la calma serán tus mejores aliadas.

CASO DE EXITO 2
DIABETES TIPO2 1
HERIDAS CRONICAS 2
PREVENCION Y CONTROL 2

Hay muchas maneras de manejar con facilidad el control de la diabetes y reducir las posibilidades de experimentar cambios de humor que siempre traen consigo estrés, depresión u otra afección de salud mental. Te exhortamos a probar con algunas recomendaciones:

  • Conservar la calma

  • Actividad física

  • Dormir entre 6 y 8 horas

  • Un programa nutricional

  • Hablar acerca de cómo te sientes con personas cercanas a ti.

Explicar a los que te rodean cómo te sientes y cómo pueden ayudarte durante tu proceso, facilitará un poco las cosas para todos tus vínculos de amistad y familia. No olvides que es un proceso lento, largo y necesitarás todo el apoyo posible, pero tampoco creas que el cambio de hábitos por otros más saludables es algo negativo, al contrario.

Compartir

¡Artículos sugeridos!

Ver todos

¡Suscríbete a nuestro boletín y descubre cómo tratar tu padecimiento!