Heridas Crónicas y Pie Diabético

Sana tu herida crónica y retoma tu vida en pareja

Compartir
Dra. Mireya Huantes Antonio
Dra. Mireya Huantes Antonio
Médico Cirujano especialista en Medicina Integrada, Heridóloga y Socia Fundadora de MIDHEC

Vivir con una herida crónica tiene sus complicaciones. Sin embargo, una lesión de este tipo no significa que tu vida en pareja se haya terminado o que tu vida social jamás volverá a ser como era antes.

Por si aún no te lo han dicho o por si aún no lo crees, acá te lo decimos: es posible sanar tu herida y retomar tu vida en pareja. Pero debes seguir tu proceso y afrontarlo día a día.

Es por esto que haremos un repaso sobre lo que vive una persona que fue diagnosticada con una herida crónica, algo que más de uno ha vivido, una situación que muchas personas han superado y algo que queremos que tú superes.

Síntomas físicos y emocionales de las heridas crónicas

Un paciente con una lesión de este tipo presenta síntomas físicos. ¿Cuáles son? Dolor, ardor, hinchazón, comezón, mal olor e incomodidad en general. Estos síntomas se vuelven los detonantes de todo un gran número de situaciones que hacen más complejo este padecimiento.

CASOS DE EXITO 1
DIABETES TIPO2 1
HERIDAS CRONICAS 1
PREVENCION Y CONTROL 2

Emociones

Una herida crónica provoca reacciones en los pacientes en el plano emotivo. Se trata de impulsos que pueden ser positivos o negativos. Recordemos que estas lesiones son duras de asimilar e, incluso antes de comenzar a sanar, es probable que en el proceso la salud se vea afectada.

Todo esto hace que el paciente experimente diversas emociones, pero esto es parte importante del proceso y una que se debe afrontar también.

Sentimientos

El tratamiento de la herida crónica, en sus síntomas físicos y en las emociones que provoca, también genera sentimientos en el paciente y en los que lo rodean.

Una herida crónica conlleva el aprendizaje de la lesión, mismo que tendrá tanto el paciente como quienes le rodean, como su pareja, sus familiares, sus amigos, sus doctores y el personal de enfermería. Todos ellos son importantes y serán un apoyo para la persona con el padecimiento.

Pensamientos

Como es de imaginarse, la parte cognitiva de un paciente, es decir, su pensamiento, será motivado también por la herida crónica. En este sentido, el círculo cercano de la persona con la lesión, es de suma importancia, desde aquellos que hagan el acompañamiento médico, hasta la pareja, que será de gran ayuda.

Imagen

Todo lo anterior, en conjunto, consigue que el paciente se haga de una imagen de sí mismo. Sin embargo, esta imagen no siempre será la misma. Recordemos que la ruta hacia la sanación de una herida es un camino a seguir, por ello, no se estará en el mismo sitio al principio o al final del proceso.

Además, la vida en sí misma, de antes de que se tuviera el padecimiento, puede recuperarse.

CASOS DE EXITO 1
DIABETES TIPO2 1
HERIDAS CRONICAS 1
PREVENCION Y CONTROL 2

Significado

Los seres humanos somos complejos por naturaleza, tanto biológicamente o mentalmente y también en nuestras creencias e ideas. Muchas veces, en nuestro día a día, otorgamos valor y significado a hechos que nos suceden, quizá producto del azar o de una práctica constante que parte de un ejemplo social.

Por ejemplo, las estrellas fugaces, los encuentros fortuitos, las malas rachas y así una larga lista de sucesos a los cuales buscamos un significado.

Lo mismo ocurre con una herida crónica, a la que el paciente puede brindar un significado, pero donde es importante entender que la mejora es a futuro. Es decir, se trata de una lesión con muchos retos y obstáculos, pero sin duda es también una oportunidad de retomar la vida y de valorar lo que se tiene.

Tu herida crónica puede curarse

Hay que tener algo muy presente: la cura es posible y es la meta del tratamiento y del acompañamiento mental, físico y emocional. Si esto no se sabe, es muy complicado avanzar hacia la sanación, pues ¿cómo creer en algo que no se sabe que existe?

Además, la cura de un paciente, una vez que ya atravesó por todo el camino que describimos brevemente en este texto, es lo que permite retomar las riendas...

Tampoco podemos olvidar que la vida afectada es la tuya, la del paciente, la del familiar, la de su pareja, la de los amigos, es decir, toda la vida social del afectado por la lesión.

Sanar tu herida es posible y, con ello, retomar tu vida en pareja, tu círculo de amigos, tus actividades cotidianas, tu productividad laboral y todo aquello que tenías antes, incluso con una mejor perspectiva, luego de atravesar nuevas enseñanzas y de reflexionar sobre nuevos significados en la vida.

Es por todo esto que en MIDHEC queremos ayudarte a recuperar lo que habías perdido por la herida crónica, en especial tu vida en pareja. Conoce nuestros servicios en el tratamiento especializado de heridas crónicas.

Compartir

¡Es hora de tratar
adecuadamente tu Diabetes tipo 2 o Herida Crónica!

Toma la decisión, este es tu momento.

¡Artículos sugeridos!

Ver todos
icono más

¡Suscríbete a nuestro boletín y descubre cómo tratar tu padecimiento!