Heridas Crónicas y Pie Diabético

Mitos y realidades de la atención de heridas crónicas

Compartir
Dr. Héctor M. López Andrade
Dr. Héctor M. López Andrade
Cirujano General. Cirugía mínima invasión

Atender una herida crónica de forma adecuada y oportuna es algo que no cualquiera puede ofrecer. Quizá esto último, tristemente, no sea una novedad para ti, o tal vez no te has percatado de que la atención que recibes es deficiente.

Por esa razón, recopilamos algunos de los mitos y realidades que se difunden de boca en boca, sobre la atención de las heridas crónicas. De este modo, podrás identificar si tu atención es la ideal o si, en su caso, necesitas reconsiderar la atención que recibes.

Del mismo modo, si es que eres familiar, amigo o conocido de una persona con una herida crónica, puedes ayudar informándote sobre la correcta atención de este tipo de afecciones.

Si te dicen sobre tu herida crónica:

Mito | Cualquier herida se trata igual

Si durante la atención que recibes no se hace una evaluación sobre el estado de tu herida crónica, entonces estás frente al mito que asegura que todas las heridas se tratan igual.

Una lesión en la piel, especialmente de este tipo, debe ser evaluada por un especialista.

Si este no es tu caso, debes saber que te expones a distintas complicaciones que pueden comprometer, incluso, alguna extremidad.

Mito | Recomienda remedios caseros

Un especialista jamás recomendaría remedios caseros para el tratamiento de la herida crónica. El mito de que algunas sustancias, como la miel, sirven para ayudar a la cicatrización, está ampliamente difundido; sin embargo, debe utilizarse miel de grado médico, de otro modo al utilizar "miel pura, del panal" podemos complicar el estado de salud del paciente.

Mito | Todas las heridas crónicas necesitan antibióticos

Como mencionamos antes, cada herida es diferente y la atención adecuada no se apoyará siempre en los antibióticos, sino que primero realizará una evaluación para saber a ciencia cierta qué es lo conveniente. Por lo tanto, la idea de usar siempre este tipo de medicinas, es un mito.

CASO DE EXITO 2
DIABETES TIPO2 1
HERIDAS CRONICAS 1
PREVENCION Y CONTROL 2

Mito | Vitaminas en todo momento

La idea de que las vitaminas aceleran la cicatrización, no es más que un mito.

Si bien es cierto que la deficiencia de vitaminas puede ralentizar la cicatrización, el recomendar el uso de suplementos alimenticios para mejorar esta función, no puede ser el estándar para todos pacientes.

Por esta razón, el médico especialista debe estudiar cada caso y, antes que cualquier otra cosa, recomendar una alimentación balanceada, con la que debería ser suficiente para que el paciente obtenga los nutrientes que necesita para cicatrizar tu herida.

Mito | Talla la herida crónica y déjala secar

Es un mito pensar que al tallar la idea para que sangre y dejarla secar, es una buena forma de tratar una herida crónica. Un médico especialista sabe que esta práctica es contraproducente y puede provocar complicaciones que, incluso, pueden ser graves.

Mito | La comezón es buena en todo el proceso

Otro mito que suele comentarse a menudo, es que la comezón es un indicador de que la herida está en proceso de sanar. De hecho, puede significar todo lo contrario. Si además de la comezón, el dolor, la pus, la inflamación y el mal olor hacen aparición, podría tratarse de una infección.

Un especialista debe ayudarte a reconocer cuándo es que la sensación de estiramiento de la piel, es buena, y es justo el momento en el que cierta comezón podría presentarse, pero es únicamente para el cierre de la herida.

Realidad | Se recomienda NO fumar

Para no cansarnos de falsedades, aquí viene una realidad, y es: fumar retrasa la cicatrización de tu herida crónica. Esto se debe a que el tabaco arroja en el cuerpo dióxido y monóxido de carbono, sustancias que adelgazan los vasos sanguíneos, lo que genera que la sangre llegue en menores cantidades a los tejidos.

Como consecuencia, el proceso de cicatrización es más lento, por lo que no fumar es, en realidad, una práctica que ayuda a los pacientes.

CASOS DE EXITO 1
DIABETES TIPO2 2
HERIDAS CRONICAS 2
PREVENCION Y CONTROL 1

Realidad | NO te expongas a la luz solar

Otra realidad es que el sol provoca que la piel se oscurezca. En el caso de las heridas crónicas, no es recomendable exponerlas a los rayos solares, ya que el proceso que ayuda a que la piel recupere su tono natural, es mucho más tardado en piel cicatrizada.

Esto último también es importante porque la estética debe ser una parte de la atención de las heridas crónicas, pues para los pacientes es algo importante siempre.

¿Puedes reconocer cómo es la atención de tu herida crónica?

Este texto puede servir como guía para identificar si cuentas con una atención oportuna y adecuada para tu herida crónica. Si alguno de los mitos que colocamos arriba ha sido utilizado para el tratamiento de tu lesión, es buena idea que busques alternativas con médicos especialistas.

Recuerda que tu salud no es un juego y que las heridas crónicas tienen solución, siempre que sean atendidas por las manos correctas. Por ello, no lo dudes y busca el apoyo oportuno y adecuado.

Compartir

¡Es hora de tratar
adecuadamente tu Diabetes tipo 2 o Herida Crónica!

Toma la decisión, este es tu momento.

¡Artículos sugeridos!

Ver todos
icono más

¡Suscríbete a nuestro boletín y descubre cómo tratar tu padecimiento!