Heridas Crónicas y Pie Diabético

En MIDHEC nos enfocamos en sanar tu herida crónica y mantener tu movilidad

Compartir
Dra. Alba Berenice Arévalo Villalobos
Dra. Alba Berenice Arévalo Villalobos
Médico Integrista, Promotora de la Salud y Socia Fundadora de MIDHEC

La movilidad es uno de esos elementos de la vida que, al ser tan natural, no valoramos lo suficiente hasta que la perdemos o vemos a alguien que sufre por no poder desplazarse.

Uno de los factores que pueden ocasionar la pérdida de la movilidad, parcial o totalmente, son las heridas crónicas. Entre las consecuencias de estas lesiones están el dolor, la depresión, la ansiedad, la pena, la angustia y, en casos graves, la pérdida de extremidades.

Por esta razón, una persona que tiene una herida crónica, es decir, una lesión que no consigue sanar, debe acudir en busca de ayuda con los mejores especialistas. Esto es justamente lo que garantizamos en MIDHEC.

El futuro

Uno de los más grandes temores de una herida crónica, es la pérdida de la movilidad. Esto puede ocurrir en casos donde el dolor e, incluso, la amputación, están presentes.

Pero algo que todos deberían saber es que las heridas crónicas tienen solución, y el punto más importante para poder llegar a un futuro positivo, es comenzar por una evaluación y un diagnóstico.

Esto último sólo puede ofrecerlo un médico especialista y en MIDHEC nos aseguramos de conocer cuáles son las causas por las que la herida no cicatriza, si la glucosa está relacionada con ello, si existe un déficit alimenticio y, lo más importante, qué se debe hacer para que la herida sane.

Con ello, es posible hacer un tratamiento oportuno y adecuado para la lesión, para conocer qué es lo que se necesita para que al fin cierre, cómo hacer que el proceso sea más rápido y también cuáles son los especialistas que atenderán el caso.

CASO DE EXITO 2
DIABETES TIPO2 2
HERIDAS CRONICAS 1
PREVENCION Y CONTROL 1

Salvamento de extremidades

Sin lugar a dudas, lo que más pone en riesgo la movilidad de una persona, es la necesidad de amputación de una extremidad. Pero por esa razón es que los puntos anteriores de evaluación, diagnóstico y tratamiento oportuno, son tan importantes, pues todo ello ayuda a evitar que se necesite este tipo de alternativas.

Es justo después de esos pasos, que se realiza la valoración sobre el daño de las extremidades y sobre cómo se puede ayudar para evitar una amputación y lograr salvar una extremidad.

Esto último es justo en lo que MIDHEC concentra sus esfuerzos, pues lo que queremos es sanar tu herida y mantener o recuperar tu movilidad y, con ella, tu independencia.

También hay que señalar que cada caso es distinto, por lo que cada valoración tiene sus propias características. Por esa razón, es de vital importancia que se acuda con los especialistas para encontrar la solución adecuada a la herida crónica, sin importar cuánto tiempo tiene, en qué zona está o en qué estado se encuentra.

Lo perdido

Como mencionamos al principio del artículo, nadie sabe a ciencia cierta qué es perder la movilidad hasta que ocurre, pero lo importante es que hay solución para las heridas crónicas y también es posible recuperar la movilidad.

En MIDHEC, nuestros especialistas saben qué tan importante es la independencia de todos los pacientes, en lo emocional y en lo físico, por lo que nuestro enfoque busca sanar las heridas y mantener la movilidad.

Sabemos también que, con ello, puedes recuperar tu vida y reintegrarte a la sociedad, y somos conscientes de que esto significa también retomar la vida familiar y en pareja.

Es por todo esto que el enfoque de MIDHEC contempla cuatro ideas generales con respecto a la movilidad de los pacientes y a su bienestar en general.
CASOS DE EXITO 1
DIABETES TIPO2 2
HERIDAS CRONICAS 1
PREVENCION Y CONTROL 2

Sanar

Lo primero es sanar, pues es justo uno de los objetivos de este proceso y que beneficia a la movilidad, a la parte mental y también en lo social. Por esta razón es que creemos que sanar da poder a la vida misma, pues se retoma un camino positivo en todos los aspectos.

Recuperar la movilidad

Como mencionamos arriba, en MIDHEC nos enfocamos en sanar las heridas crónicas, pero también en recuperar y/o mantener la movilidad de nuestros pacientes. Por esta razón, es que también hacemos un acompañamiento continuo para asegurarnos de que esto sea una realidad.

Retomar la vida diaria

El sanar y mantener o recuperar la movilidad, dan como consecuencia la posibilidad de retomar la vida diaria de los pacientes, incluso tal y como era antes de la aparición de la herida crónica.

Recarga baterías

Sin duda, recuperar lo una vez perdido es una segunda oportunidad para recargar las energías ante la vida y regresar con mayor ímpetu a la vida cotidiana.

No lo pienses más, acércate a MIDHEC y a nuestros especialistas, queremos ayudarte a sanar tu herida y a recuperar y/o mantener tu movilidad. ¡No esperes más!

Compartir

¡Es hora de tratar
adecuadamente tu Diabetes tipo 2 o Herida Crónica!

Toma la decisión, este es tu momento.

¡Artículos sugeridos!

Ver todos
icono más

¡Suscríbete a nuestro boletín y descubre cómo tratar tu padecimiento!