Diabetes Tipo 2

¿Es normal que mi familiar siempre tenga mal carácter desde que le detectaron diabetes?

5/17/21
Compartir
icono IN
Dra. Alba Berenice Arévalo Villalobos
Médico Integrista, Promotora de la Salud y Socia Fundadora de MIDHEC

Los pacientes que experimentan menos emociones negativas y sobreponen las preocupaciones y necesidades de los demás antes que las suyas propias, conduce a un mal manejo y control de la diabetes. Se demostró que es un factor de riesgo.

Existen evidencias preliminares de características comunes de personalidad que pueden explicar las variaciones en el control de la enfermedad en pacientes con diabetes tipo 2, bajo las mismas condiciones de tratamiento. Los peores controles del padecimiento se han asociado con ansiedad, depresión, enojo, hostilidad, autoconciencia y vulnerabilidad.

¿Por qué surgen emociones negativas?

Se ha observado una mayor inclinación a experimentar emociones negativas; se tiende a las preocupaciones, experiencias de enojo y frustración, culpa, tristeza, desesperación y un inadecuado manejo del estrés.

A pesar de todo lo anterior, las fuertes tendencias a la frustración y a experimentar emociones negativas puede proveer el incremento de la motivación de los pacientes con diabetes a cumplir los regímenes de autocuidado.

Una razón por la cual el enojo y la diabetes van de la mano es que esta enfermedad provoca una sensación de amenaza. Al padecer esta afección el paciente puede pensar en automático que la vida parezca llena de peligros: reacciones a la insulina, complicaciones, el olvido de sus medicamentos o alguna instrucción en los procedimientos.

Cuando esta incertidumbre surge, viene acompañada de ira a manera de defensa.

Aunque el enojo y la ira son emociones que provocan daño, descontrol y hostilidad en el paciente, tiene un lado amable. La frustración puede orillar a quien padece diabetes tipo II a que haga un esfuerzo más grande a causa de la motivación que provoca el enojo y que decida protegerse y actuar con decisión y determinación. No obstante, es igual de importante aprender un buen manejo de la ira.

El estrés en personas con diabetes puede tener dos tipos de efectos en el nivel de glucosa en la sangre:

  1. Es posible que las personas con estrés no se cuiden de la mejor forma. Quizá tomen bebidas alcohólicas o hagan menos ejercicio. También es posible que se les olvide o no se den el tiempo suficiente de medirse el nivel de glucosa ni planear buenas comidas.
  2. Las hormonas del estrés también pueden cambiar el nivel de glucosa en la sangre directamente.

La carga de salud mental a la que están sometidos los pacientes con diabetes tipo 2 es muy pesada. La depresión, el duelo y los trastornos de ansiedad suelen ser mucho más agudos. Estos siempre van a repercutir en la salud de cualquier, pero se nota un daño más visible en los pacientes con esta enfermedad crónica. Es natural que los pacientes tengan estas emociones adversas a causa de su diagnóstico.

CASO DE EXITO 2
DIABETES TIPO2 1
HERIDAS CRONICAS 1
PREVENCION Y CONTROL 1

Consecuencias de las emociones negativas

La ansiedad y el estrés pueden agravar, no sólo todo lo que se desencadena a causa de la diabetes, sino que surgen o se amplifican otras afecciones en el paciente, por ejemplo, situaciones gastrointestinales. Además, hay pacientes que son propensos a estresarse y angustiarse con más facilidad por lo que las consecuencias de la enfermedad se amplifican para ellos.

La presencia de un trastorno mental con alteraciones de tipo cognitivo en pacientes con diabetes plantea la posibilidad de que las alteraciones se atribuyan al proceso de la diabetes o a sus complicaciones, es decir, que algunos episodios hipoglucémicos nocturnos, desembocan en fatiga, humor depresivo, que el paciente se sienta aletargado. Además, estos episodios incrementan el grado de ansiedad.

Los cambios de humor suceden en dos momentos: el primero es cuando se diagnostica la enfermedad y produce ira o enojo. El segundo son las consecuencias de los aumentos o bajas de glucosa. De cualquier forma, ambos casos son completamente normales y por ello es indispensable comprender, asimilar y entender los procesos y los cambios por los que pasa el paciente.

Es de vital importancia hacer saber al paciente que la diabetes es una enfermedad crónica que no tiene final y que estará con ella de por vida, pero no significa que la persona afectada deba tener una vida con mala calidad, por el contrario, se debe exhortar al familiar o amigo con esta afección que tome las cosas con calma y que el proceso de aceptación tardará cierto tiempo. Recuerda no juzgar.

CASOS DE EXITO 1
DIABETES TIPO2 1
HERIDAS CRONICAS 1
PREVENCION Y CONTROL 2

En MIDHEC tenemos la atención y guía que necesitan tú y tu familia para que puedas llevar una vida plena, tranquila. Te acompañamos y asesoramos a lo largo de todos tus procesos, así como de tus tratamientos, siempre con atención psicológica con la intención de mostrarte que la vida con diabetes tipo 2 es sana y llena de vitalidad.

Compartir

¡Es hora de tratar
adecuadamente tu Diabetes tipo 2 o Herida Crónica!

Toma la decisión, este es tu momento.

¡Artículos sugeridos!

Ver todos
icono más

¡Suscríbete a nuestro boletín y descubre cómo tratar tu padecimiento!