Heridas Crónicas

Me duele el hecho de sufrir una amputación

5/1/21
Compartir
Dra. Mireya Huantes Antonio
Médico Cirujano especialista en Medicina Integrada, Heridóloga y Socia Fundadora de MIDHEC

Las personas con diabetes son especialmente susceptibles de sufrir daños en los nervios y de mala circulación. Estas dos condiciones ocasionan que, a menudo, un paciente diabético sufra heridas superficiales sin que lo note, especialmente en los pies.

La pérdida de sensaciones en los pies puede provocar que las pequeñas heridas comiencen a agravarse antes de ser notadas. De igual manera, las heridas se complican hasta convertirse en heridas crónicas que, si no se tratan a tiempo pueden ocasionar hasta la amputación de una parte o toda la extremidad.

¿Tu médico te ha sugerido la posibilidad de una intervención quirúrgica para amputar el área donde se aloja la herida crónica?

Seguramente, el pensar en sufrir una amputación te genera sentimientos como tristeza, enojo y sorpresa. Es posible que te niegues a la idea de perder una parte de tu cuerpo porque piensas que perderás la capacidad de valerte por ti mismo.

CASOS DE EXITO 1
DIABETES TIPO2 2
HERIDAS CRONICAS 2
PREVENCION Y CONTROL 1

¿Qué implica sufrir una amputación?

La amputación implica un cambio en la imagen corporal del paciente. Esta nueva condición exige la adaptación a la nueva identidad corporal que implica tomar conciencia de uno mismo. Además, los nuevos retos a sortear para habituarse a una condición física diferente requieren el reconocimiento pleno de las capacidades propias.

Las personas que han sufrido una amputación, deben contar con una prótesis que les permita recuperar la movilidad. Este proceso requiere de tiempo y ayuda profesional para desarrollar la recuperación de manera óptima y aprender a utilizar correctamente la prótesis. Tanto la prótesis como la terapia cambian según la extremidad intervenida y el tipo de amputación.

Para afrontar una amputación es necesario crear una actitud positiva y determinación de querer superar las dificultades que se presentarán. El apoyo familiar, profesional y social también son fundamentales para lograr una vida estable.

El proceso se puede complicar por afectaciones psicológicas como inseguridad, ira o tristeza. Si no se atiende la salud mental del paciente después de la cirugía, puede desarrollar un cuadro de depresión que le impida recuperarse plenamente.

Para tomar una decisión tan importante, primero debes buscar todas las alternativas posibles e informarte. El reconocimiento de las emociones también es fundamental para afrontar tu condición actual y tomar la mejor decisión.

CASOS DE EXITO 1
DIABETES TIPO2 1
HERIDAS CRONICAS 1
PREVENCION Y CONTROL 1

Considera todas las opciones

La valoración médica para decidir cuándo un paciente con una herida crónica requiere una amputación, depende de muchos factores. Si bien, un médico puede sugerir que la mejor opción es amputar una extremidad, la decisión y responsabilidad recae en el paciente y en su familia.

Por ello, debes considerar todas las opciones con las que cuentas. Seguramente el dolor, la molestia e incomodidad de tener una herida crónica te han llevado a sentir desesperación y creer que existe una solución fácil y rápida. No obstante, antes de decidir, debes tomar en cuenta diferentes aspectos que conlleva una amputación.

El proceso de afrontar una amputación requiere de grandes esfuerzos físicos y psicológicos, por lo que antes de tomar una decisión es válido buscar una valoración diferente. Existen alternativas médicas que te pueden ayudar a salvar tu extremidad al mejorar la condición de tu herida crónica.

No te des por vencido, asume la responsabilidad de tu condición y busca alternativas que te ayuden a recuperar tu salud física y emocional.
Compartir

¡Artículos sugeridos!

Ver todos

¡Suscríbete a nuestro boletín y descubre cómo tratar tu padecimiento!